Dos Romas futuras: Troya y Roma en Eneida 8 y Farsalia 9

  • Martín Vizzotti

Resumen

La memoria fue un concepto central dentro de la configuración colectiva de la antigua Roma. La civilización romana ha sido la gran configuradora e instauradora de distintas formas de memoria, que han operado dentro del proceso de construcción y legitimación cultural de Occidente por 20 siglos. Toda creación de un lieu de mémoire implica, necesariamente, la abolición o desplazamiento de otro o, al menos, el desplazamiento semántico de las memorias asociadas a ese lugar específico. Augusto tuvo la difícil tarea de presentarse y legitimarse a sí mismo dentro de un complejo proceso histórico como la continuidad aparente de un sistema político y social perimido cuando en verdad encarnaba una nueva manera de concebir y ejercer el poder que había aprendido, a partir de la experiencia de Julio César, a presentarse de modos mucho más aprehensibles y, lo que es más relevante, asimilables para el pueblo romano.

Virgilio lleva a cabo en Eneida 8 una operación literaria de resignificación del espacio, y del tiempo, tan radical como simple. La visión virgiliana aúna operaciones poéticas ideológicas y culturales donde el poder perpetuador de la palabra configura de manera efectiva en el espacio, en este caso, una Roma aeterna cuyo pasado, resignificado en su momento primigenio, legitima no una profundidad y una gloria pasadas sino una gloria futura sine fine que es confutada por Lucano con la descripción del paseo de Cesar sobre las ruinas de Troya en el libro 9.950-999, donde Troya es representada como el mnemotopo admonitorio por excelencia del destino final de Roma.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2017-12-28
Cómo citar
Vizzotti, M. (2017). Dos Romas futuras: Troya y Roma en Eneida 8 y Farsalia 9. Auster, (22), e037. https://doi.org/10.24215/23468890e37
Sección
Artículos